Skip to main content

¿Qué está influyendo en el precio del cobre actualmente?

Los precios del cobre caen debido a que disminuyeron las preocupaciones sobre los costos de flete más altos al reflotarse el buque portacontenedores que bloqueaba el tráfico en el Canal de Suez, mientras que un dólar más fuerte reforzó el sentimiento negativo.

El cobre de referencia en la Bolsa de Metales de Londres bajó un 0,9% a 8.879 dólares la tonelada a las 16:00 GMT. Los precios han caído un 8% desde que alcanzaron máximos de 9 años y medio de $ 9,617 el mes pasado. “Los precios del cobre se tambalearon a la baja después de que vimos las noticias sobre el barco en el Canal de Suez”, dijo un comerciante de cobre. “Todavía puede haber un efecto en cadena sobre los costos y todavía hay una cola, pero al menos el canal ya no está bloqueado”.

SUEZ: El tráfico marítimo a través del Canal de Suez de Egipto se reanudó después de que un buque portacontenedores gigante que había estado bloqueando la transitada vía fluvial durante casi una semana fuera reflotado.

DÓLAR: Una moneda estadounidense en alza encarece los metales cotizados en dólares para los tenedores de otras monedas, lo que podría reducir la demanda.

INVENTARIOS: Con 132.050 toneladas, han aumentado casi un 80% desde principios de marzo. Sin embargo, los warrants cancelados (metal destinado a la entrega) al 28% y dos empresas que poseen un gran número de warrants han avivado la preocupación por la disponibilidad en el mercado LME y han creado una prima por el efectivo sobre el contrato de cobre a tres meses.

CHINA: El apoyo a los metales industriales proviene de un aumento en las ganancias de las empresas industriales de China, lo que destaca un repunte en su sector manufacturero y una amplia recuperación. Se espera que las encuestas sobre la actividad manufacturera en China a finales de esta semana muestren que la actividad se expandió más rápidamente en marzo.

​​​​​​​Fuente: Thomson Reuters

Related News

ATEGI Futures, minimizando el riesgo de compra de las materias primas

¿APOCALIPSIS INDUSTRIAL?