Skip to main content

Las importaciones de cobre y aluminio refinado de China caerán en 2021

Se espera que las importaciones de cobre refinado de China caigan alrededor de un 27% en 2021 con respecto a los niveles máximos del año pasado, mientras que las entradas de aluminio primario se reducirán a más de la mitad, dijo la casa de investigación estatal Antaike.

China, el principal consumidor de metales, importó cantidades récord de cobre y aluminio en 2020, ya que una rápida recuperación de la demanda por el impacto del COVID-19 empujó los precios de los metales chinos por encima de los precios internacionales, lo que abrió un arbitraje para que fluyera el metal extranjero más barato.

Antaike, el brazo de investigación de la Asociación de la Industria de Metales No Ferrosos de China, prevé importaciones de cobre refinado por un total de 3,4 millones de toneladas este año, un 27,2% menos que los 4,67 millones de toneladas de 2020, dijo el analista He Xiaohui en un evento anual de perspectivas del mercado.

Después de las compras sin precedentes del año pasado, las importaciones “volverán a un nivel razonable” este año, dijo. La ventana de arbitraje se ha cerrado y Antaike espera que la producción de cobre refinado de China aumente en 2021.

Las mayores importaciones de chatarra de cobre, bajo un nuevo sistema que no impone restricciones a los materiales de muy alta ley, podrían reemplazar algunas importaciones de cobre refinado, dependiendo de los precios, agregó.

Las importaciones de chatarra “seguramente van a aumentar… pero se necesitan uno o dos años para recuperarse al nivel de 2018/19, ya que el mercado necesita coordinarse con las nuevas políticas, mientras que el comercio también se ve afectado por la pandemia”, dijo.

Antaike prevé que el consumo de cobre refinado de China aumentará un 3,7% este año debido a la fuerte demanda de los sectores automotor, inmobiliario y eléctrico.

Se espera que las importaciones netas de aluminio primario de China caigan a 450.000 toneladas este año desde más de 1 millón de toneladas en 2020, ya que los precios más altos de la Bolsa de Metales de Londres hacen que el comercio de arbitraje no sea rentable y la demanda extranjera más fuerte lleva el metal a otra parte, dijo el analista senior de Antaike, Shen Lingyan.

Ella ve que el consumo de aluminio de China aumentará un 4,2% este año a apenas 40 millones de toneladas, pero espera que alcance su punto máximo en 2024 y prevé que las emisiones de carbono del sector alcancen su punto máximo en 2025.

Fuente: Thomson Reuters

Related News

China, ¿hacia un nuevo modelo?

¿Cómo salir de esta pandemia? ¡Innovando!