Skip to main content

¿Se fortalece el yuan o se deprecia el dólar?

Los responsables políticos de China intentan frenar la subida de su moneda. Las medidas adoptadas podrían funcionar a corto plazo, pero es probable que los fundamentos favorezcan un yuan más fuerte a largo plazo, según los analistas citados por MarketWatch. Este mes, la moneda china cotizó a menos de 6,40 yuanes por dólar, su nivel más fuerte desde el 2018.

Tras una serie de declaraciones públicas que intentaban enfriar la subida de la moneda, el Banco Popular de China (PBOC) adoptó medidas más concretas al elevar los requisitos de reserva de divisas para los bancos.

A partir del 15 de junio, las instituciones financieras chinas deberán aumentar su ratio de depósitos en moneda extranjera en 2 puntos porcentuales, hasta el 7%, desde el 5% actual. Este aumento obliga a los bancos a retener una mayor cantidad de sus tenencias de divisas, lo que reduce la cantidad que podría utilizarse para influir en los tipos de cambio, reporta la cadena CNBC.

El cambio de política debería presionar al yuan a corto plazo y actuar como un “obstáculo temporal para una mayor fortaleza”, señaló Brendan McKenna, economista internacional de Wells Fargo a MarketWatch.

¿Por qué se ha fortalecido el yuan?

La contención de la pandemia en China permitió a la economía funcionar a plena capacidad, creó McKenna. Los indicadores económicos del país asiático se recuperaron más rápidamente que los de los mercados emergentes, así como que los de la mayoría de las economías desarrolladas, lo que permitió que China se convirtiera en un “refugio seguro” dentro de los mercados emergentes y en un destino para los flujos de capital de los inversores extranjeros, señaló.

A su vez, el yuan se benefició de la recuperación de los flujos de capital, agregó McKenna. La recuperación económica también ha impulsado los rendimientos de la deuda soberana de China, que han subido a niveles anteriores a la pandemia y ofrecen tipos de interés reales positivos, o ajustados a la inflación. “En el actual entorno de bajos tipos de interés, los inversores están en modo de búsqueda de rendimiento”, precisó el experto.

La deuda en yuan ofrece una dinámica de rendimiento atractiva, por eso los inversores extranjeros se han apresurado a desplegar capital hacia la deuda soberana china, lo que también ha proporcionado apoyo al yuan durante el año pasado, detalló.

Fortalecimiento del yuan con respecto a los demás

La divisa se mantiene dentro de su banda de cotización oficial, que se establece como un rango frente a una cesta de divisas, recordó Carl Weinberg, economista jefe de High Frequency Economics. De esta manera, el yuan se encuentra al camino a tocar la parte superior de la banda.

“El problema para el yuan no es que se esté apreciando en general, sino que el dólar se ha depreciado alrededor de un 11% frente a su cesta ponderada por el comercio en el último año”, señaló Weinberg.

Mientras tanto, una moneda más fuerte en relación con el dólar tiene sus ventajas. Reduce los costes de los productos básicos y otras materias primas denominadas en dólares a medida que se reabre la economía, lo que ayuda a compensar la presión inflacionista sobre los precios internos por el aumento de los precios del petróleo y los productos industriales, explicó el economista.

La desventaja es que los precios de las exportaciones chinas son más altos en términos de dólares, aunque los inversores deben tener en cuenta que EEUU representa actualmente una pequeña parte, quizás el 15%, de las exportaciones chinas, agregó. En este sentido, Weinberg no está convencido de que la China oficial esté tan preocupada por una moneda más fuerte frente al dólar.

McKenna, de Wells Fargo, señaló que el Banco Popular del país asiático podría tomar medidas adicionales para interrumpir la trayectoria de la moneda.

“Estas acciones podrían incluir la compra de dólares estadounidenses y la adición a la reserva de divisas del PBOC, alentando a los bancos estatales a comprar dólares estadounidenses, así como la intensificación de los esfuerzos de intervención verbal”, especificó.

Yuan como una moneda de transacción global

Weinberg, por su parte, sostuvo que las cuestiones de balanza de pagos eran probablemente el principal motor del fortalecimiento de la moneda frente al dólar. En particular, el uso del yuan a lo largo de la Ruta de la Seda para financiar infraestructuras y realizar transacciones comerciales ha impulsado su valor y seguirá haciéndolo.

China se ha convertido en el líder mundial en préstamos a las economías emergentes, y la devolución de esos préstamos en yuanes aumenta la demanda de la moneda, mientras que los ingresos netos de otras inversiones directas en el extranjero se traducen en yuanes cuando son repatriados, dijo.

“A medida que una moneda se adapta a los usos internacionales, se aprecia naturalmente a medida que aumenta su demanda”, escribió. Es un proceso que va a continuar, argumentó Weinberg.

Fuente: SputnikMundo

Related News

Estados Unidos libera reservas estratégicas de petróleo, ¿guerra a la OPEP?

La recuperación de la economía global se ralentiza, ¿por qué?