Skip to main content

El nuevo bloqueo de Shenzhen podría afectar a las cadenas de suministro más que la interrupción de Suez

Los transportistas marítimos se esfuerzan por ajustarse a medida que la ciudad china de Shenzhen comienza un bloqueo de una semana.

Según un aviso emitido por la Oficina de Comando de Prevención y Control de Shenzhen Covid-19, los cerca de 17 millones de residentes de la ciudad tecnológica deben quedarse en casa hasta el domingo, además de salir para tres rondas de pruebas, después de lo cual, “se harán ajustes según la nueva situación”.

La mayoría de los operadores aún no han publicado avisos ya que “no sabemos qué decir”, dijo hoy una fuente del operador.

Dijo que las escalas en el tercer puerto más grande del mundo, Yantian, tendrían que suspenderse esta semana y posiblemente la próxima.

“Es justo lo que no queríamos”, dijo, “nuestros planificadores tienen un trabajo muy complicado”.

La analista de negocios de CNBC, Lori Ann LaRocco, dijo que aunque el puerto permanecería oficialmente abierto durante el cierre, en realidad estaría cerrado para operaciones de carga.

“Los puertos son más que barcos que llegan”, dijo, “se necesita gente para conducir camiones y sacar productos de los almacenes”.

Falta información de los transportistas. Seko Logistics dijo que su personal trabajaría desde casa y que, anticipadamente, su gente había estado trabajando desde casa en turnos desde la semana pasada “para garantizar un impacto mínimo en las operaciones en caso de cierre”.

El analista Lars Jensen, de Vespucci Maritime, dijo: “Debe tenerse en cuenta que cuando se cerró Yantian debido a Covid el año pasado, el impacto disruptivo en los flujos de carga fue aproximadamente el doble del tamaño del bloqueo del Canal de Suez”.

Además, el cierre de Yantian no se extendió a la ciudad, que es el hogar de Huawei, el fabricante de iPhone Foxconn y muchas otras grandes empresas tecnológicas, por lo que es probable que el impacto de este bloqueo sea mayor y potencialmente dure más.

También existe el temor de que la estrategia china de eliminación de Covid se extienda a otras ciudades del continente, a pesar de los síntomas “relativamente leves” de la variante Omicron.

Pero ciertamente es “otra vuelta de tuerca en proceso” para las cadenas de suministro que hasta ahora comienzaban a mostrar signos de normalización. De hecho, antes de esta nueva interrupción, transportistas como Maersk y Hapag-Lloyd predijeron que la confiabilidad de los horarios (y las tarifas) mejorarían en la segunda mitad del año.

También es probable que la interrupción detenga la bajada gradual hasta ahora de las tarifas de flete al contado y a corto plazo en la ruta comercial Asia-Europa, con tarifas en todas las rutas de exportación chinas que reflejan los aumentos de la demanda reprimida de envíos.

Fuente: Mike Wackett- The Load Star

Related News

A pesar de las dudas, datos robustos de la economía china

El PIB en 2021 de China, el mejor de la última década