Skip to main content

La reapertura de Shanghai aliviará la cadena de suministro global

La clave:

  • La política de Covid cero del Gobierno chino ha tensado la cadena de suministro global
  • Está teniendo efecto directo en la economía china y está generando dudas sobre la evolución del crecimiento económico mundial

Shanghái intentará reabrir nuevamente en unos días después de que haya eliminado la transmisión de Covid-19 entre la población en general a medida que disminuye un brote en la ciudad más grande de China.

El estricto cierre de la ciudad, ahora en su séptima semana pero movido, levantado y reforzado a veces para frustración de los residentes, es parte del objetivo “cero-Covid-19” del gobernante Partido Comunista que ha cobrado un costo económico creciente y que incluso la Organización Mundial de la Salud dice que puede ser insostenible.

El objetivo en Shanghái es lograr la “eliminación en la sociedad”, lo que significa que cualquier caso nuevo solo se daría en personas que ya están aisladas, dijo el vicealcalde Wu Qing en una conferencia de prensa. Eso permitiría una “apertura ordenada, un flujo (poblacional) limitado y una gestión diferenciada”, dijo Wu.

No se dio una fecha exacta más allá de mediados de mes, ni Wu dijo cómo ocurriría la reapertura, excepto que la ciudad tiene la intención de restaurar gradualmente la producción industrial, la educación y los servicios médicos.

Los funcionarios de Shanghai han hecho garantías similares en el pasado, solo para ver que las restricciones regresan incluso cuando los casos disminuyen en la ciudad de 25 millones de personas.

Los censores eliminaron las quejas sobre la escasez de alimentos y otras dificultades y los videos publicados en línea que mostraban a personas en Shanghái y otras áreas discutiendo con la policía.

En medio de un brote mucho más pequeño en Beijing, se ordenaron más pruebas diarias, se suspendieron las clases, se ordenó a las personas que trabajaran desde casa, los restaurantes están restringidos al servicio de comida para llevar y muchas tiendas, sitios turísticos, bancos y oficinas gubernamentales cerraron.

Algunas comunidades residenciales están cerradas y se ha advertido a los residentes que eviten viajar entre los distritos de la ciudad.

Shanghái reportó 2.096 nuevos casos de covid-19 el viernes, todos menos 227 en personas que no mostraban síntomas. Beijing reportó 50 casos, en línea con los totales diarios recientes.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de China desestimó como “irresponsables” las dudas de la OMS expresadas a principios de esta semana sobre continuar con el enfoque “cero-COVID” que exige bloqueos estrictos, pruebas masivas y el traslado obligatorio a centros de cuarentena centralizados abarrotados de cualquier persona que dé positivo o sea un contacto cercano.

Los expertos tienen dudas sobre el uso continuo de la política dado que las vacunas están ampliamente disponibles y ha afectado el crecimiento en la segunda economía más grande del mundo, así como las cadenas de suministro globales.

Sin embargo, se ha identificado cada vez más con el presidente de China y líder del Partido Comunista, Xi Jinping, quien está decidido a mantener un estricto control social y reforzar su autoridad y la del partido antes de un congreso clave del partido a finales de este año.

Los derechos ya altamente limitados a la privacidad, la libertad de expresión y la autonomía personal se han restringido aún más en nombre de la lucha contra la pandemia. Las fronteras de China han estado cerradas en gran medida durante más de dos años, y esta semana el gobierno dijo que reforzaría las restricciones a los viajes de salida de los ciudadanos chinos y aumentaría el escrutinio sobre la emisión de pasaportes.

En una reunión la semana pasada, el todopoderoso Comité Permanente del Politburó del partido, el liderazgo dijo que estaba comprometido a “luchar resueltamente contra cualquier intento de distorsionar, cuestionar o descartar la política anti-Covid-19 de China”.

“Ante las crecientes incertidumbres debido al covid-19, una cosa sigue siendo cierta: China mantendrá su política dinámica cero covid-19 que ha demostrado ser pragmática y efectiva”, dijo la agencia oficial de noticias Xinhua en un editorial el jueves.

Los brotes de China y las restricciones resultantes han llevado a la cancelación o posposición de una serie de eventos, más recientemente los Juegos Asiáticos originalmente programados para septiembre en la ciudad de Hangzhou, 177 kilómetros (110 millas) al oeste de Shanghái.

 

Fuente: AP

Foto de Freeman Zhou en Unsplash

Related News

Nuevas reglas del LME: límites de precios diarios del 15% para todos los contratos de metales

Estados Unidos libera reservas estratégicas de petróleo, ¿guerra a la OPEP?