Skip to main content

No hay suficiente oferta mundial de gas

La clave:

Sin gas ruso, Europa compra agresivamente GNL. Además del impacto en el precio, los países emergentes pueden recurrir a combustibles más sucios si el gas natural no está disponible o no es asequible.

 

La crisis energética de Europa provocará escasez de gas en el mundo emergente durante años. Cortado el gas ruso, Europa está recurriendo agresivamente al GNL.  Eso deja menos GNL para las naciones más pobres. La escasez puede durar hasta 2026.

Europa está acelerando la construcción de terminales flotantes de importación de GNL para reemplazar el gas natural de los gasoductos rusos. Se prevé que la demanda europea de GNL aumente un 60 % hasta 2026. Pero no hay suficiente oferta mundial. Por lo tanto, las entregas caerán en naciones como  India, Bangladés y Pakistán.

Imagen

 

Los exportadores de GNL en Qatar y los EE. UU. están considerando ofertas de Europa que buscan asegurar el combustible durante años. Entonces, por primera vez, las naciones emergentes como Pakistán se ven obligadas a competir en precio con Alemania.  “Estamos tomando prestados los suministros de energía de otras personas”, dijo el director general de Vitol.

Cuando hay una escasez a corto plazo, las naciones pueden firmar contratos de suministro a largo plazo, pagando una tarifa fija para garantizar entregas confiables durante años. Pero incluso eso no funciona. Pakistán y Bangladesh han fracasado en sus esfuerzos por asegurar acuerdos a largo plazo que comiencen antes de 2026.

Hay poco GNL disponible hasta que comiencen nuevos proyectos masivos a partir de 2026. Pero los proveedores de GNL también temen que las naciones emergentes no puedan pagar los cargamentos prometidos. Un cargamento de GNL actualmente cuesta casi $100 millones. A modo de comparación, promedió $ 33 millones en la década de 2010.

Imagen

 

Sin el gas ruso fluyendo hacia Europa, los mercados globales de gas permanecerán ajustados. Los precios al contado seguirán siendo altos, y sin la capacidad de asegurar suministros a largo plazo, los países en desarrollo pueden buscar combustibles más sucios u otro socio (como Rusia).

Imagen

 

Los países emergentes pueden recurrir a combustibles más sucios si el gas natural no está disponible o no es asequible. El impulso detrás del crecimiento del gas en los mercados en desarrollo se ha desacelerado, especialmente en el sur y sureste de Asia, lo que ha hecho mella en las credenciales del gas como combustible de transición, dijo la AIE.

Imagen

 

“Si el gas natural va a estar más allá de nuestras posibilidades, obviamente estás pensando en volver al carbón hasta cierto punto porque necesitas generar el nivel base de electricidad”, dijo Sitharaman, el ministro de finanzas de la India. “Y eso simplemente no se puede hacer solo a través de la energía solar o eólica”.

La cruda realidad: los países en desarrollo tendrán que racionar el combustible y programar apagones cuando no haya suficiente energía.  “La única esperanza será si no hace demasiado frío”, dijo Shaiq Jawed, director de JK Group, un proveedor de textiles con sede en Pakistán.

Mientras tanto, otras naciones emergentes están replanteándose los planes para iniciar las importaciones de GNL:

  • Filipinas sigue retrasando el inicio de su primera terminal de importación  
  • Vietnam está considerando reducir la capacidad de las centrales eléctricas de gas planificadas

Europa se enfrenta a facturas de energía más altas este invierno, pero sobrevivirá en parte gracias al almacenamiento y al rápido seguimiento de las plantas de importación de GNL . Los países más pobres del mundo correrán con mayores costos, que han sido excluidos del mercado del gas por la repentina y voraz demanda de Europa.

 

Fuente: Stephen Stapczynski

Foto:  Sebastian Bjune/ Unsplash

 

Related News

Plan de 10 puntos para reducir la dependencia del gas ruso

China intenta estabilizar el precio de las materias primas