Skip to main content

Los precios industriales de China caen, ¿qué implica?

Las Claves:

  • Los precios industriales de China cayeron en territorio deflacionario el mes pasado por primera vez desde 2020 y los precios al consumidor subieron menos de lo esperado, en nuevas señales del efecto amortiguador de los bloqueos de Covid-19 en la demanda interna.
  • La debilidad de los precios al productor se debió en gran parte a la caída de los precios mundiales de las materias primas en comparación con el año pasado, dijeron los economistas. Pero agregaron que los datos también reflejaban la presión sobre la demanda en toda la economía china
  • Esta es la razón por la cual, contrariamente a las expectativas de algunos analistas, países como China no pueden reemplazar sus reservas de USD con tenencias adicionales de materias primas energéticas e industriales.
  • El problema es que China es, con mucho, el mayor consumidor mundial de estos productos básicos, y es probable que cualquier desaceleración de la economía china resulte en una demanda global mucho más débil de estos productos básicos y, por lo tanto, precios más bajos.
  • Si China mantuviera estos productos básicos como reservas, en otras palabras, sus reservas serían más valiosas cuando menos las necesitaran y menos valiosas cuando más las necesitaran. Eso es lo contrario de lo que quiere de las reservas.

El índice de precios al productor del país, un indicador de los precios de los bienes a medida que salen de las fábricas, que están fuertemente determinados por los costos de la energía y las materias primas, cayó un 1,3 por ciento en octubre interanual, su primera disminución desde diciembre de 2020.

El índice de precios al consumidor subió un 2,1 por ciento, por debajo de las previsiones del 2,4 por ciento. Si bien las economías mundiales han lidiado con el aumento de los precios durante el año pasado, la inflación en China se ha mantenido moderada ya que las persistentes restricciones de Covid destinadas a eliminar el virus han limitado la actividad de los consumidores. Las autoridades han impuesto confinamientos frecuentes y ahora requieren pruebas masivas casi diarias para contener los brotes. Los casos diarios a nivel nacional reportados el miércoles aumentaron a 8.335, impulsados por un brote en Guangzhou y el total más alto en Beijing en cinco meses.

La debilidad en los precios al productor fue impulsada en gran parte por la disminución de los precios mundiales de las materias primas en comparación con el año pasado, dijeron economistas. Pero agregaron que los datos también reflejaban la presión sobre la demanda en toda la economía china.

“Parte de la razón por la que los precios del petróleo han retrocedido desde su pico a principios de este año es porque el Covid cero mantiene la demanda de transporte en China contenida”, dijo Julian Evans-Pritchard, economista senior de China en Capital Economics.

La economía china creció un 3,9 por cientointeranual en el tercer trimestre, muy por debajo de su objetivo de crecimiento para todo el año del 5,5 por ciento, mientras que los responsables políticos están lidiando con una crisis inmobiliaria que ha inducido una ola de impagos en los desarrolladores inmobiliarios sobreapalancados.

El año pasado, los precios al productor chino subieron alritmo más rápido en 13 añosdebido a los mayores costos de los productos básicos y las materias primas, lo que provocó advertencias del gobierno sobre el riesgo de que los aumentos de precios se extiendan a los precios al consumidor. Mientras que la lectura del IPC de octubre cayó sobre una base anualizada, la lectura subió un 0,1 por ciento mes a mes.

Evans-Pritchard dijo que este aumento era “consistente con las presiones de precios moderadas”. También señaló la debilidad de la demanda interna que frena la inflación subyacente, que excluye los alimentos y la energía, y que aumentó solo un 0,6 por ciento. Iris Pang, economista jefe para la Gran China en ING, sugirió que incluso si los precios de la energía subieran, “no había riesgo de inflación” en China, ya que “los productores no pueden pasar mayores costos a los consumidores”.

Otros datos recientes de China han pintado una imagen de tensión económica. Las ganancias de los grupos industriales cayeron un 2,3 por ciento en los primeros nueve meses del año, según cifras publicadas la semana pasada. La actividad fabril y no manufacturera en octubre también disminuyó mes a mes, mostró una encuesta oficial del índice de gerentes de compras, mientras quelas exportaciones disminuyeron por primera vezen más de dos años.

A diferencia de otros bancos centrales, y en particular la Reserva Federal de los Estados Unidos, el Banco Popular de China ha tratado durante el año pasado de flexibilizar la política monetaria para apoyar la economía.

 

Fuentes: Financial Times y Michael Pettis

Foto: Patrick Hendry- Unsplash

Related News

Montaña rusa de precios en el estaño

Habrá déficit de nickel en 2022, ¿cómo afectará al acero inoxidable y a las baterías?