Skip to main content

¿Entramos en zona de peligro?

La falta de objetivos compartidos y la ausencia de liderazgo global hacen que la política internacional se haya convertido en un juego peligroso. La crisis que viene no es solo económica sino también de gobernanza global.

Con esta contundencia comienza el análisis del orden internacional, Martín Ortega. Un análisis que hemos incorporado a Canal Ategi porque da una perspectiva histórica de la coyuntura actual de la gobernanza global. Un enfoque que nos permite poner contexto a muchos de los principales problemas económicos, financieros y políticos a los que nos estamos enfrentando en la actualidad.

Martín Ortega Carcelén ha sido Director del Gabinete de Análisis y Previsión en el Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación, y anteriormente fue investigador principal en el Instituto de Estudios de Seguridad de la Unión Europea en París. Es profesor de Derecho Internacional y Relaciones Internacionales en la Universidad Complutense de Madrid, colabora con IE University y con Deusto Business School. Contribuye con sus opiniones y comentarios en el diario El País y en Canal 24h de RTVE.

Estos son algunas de las principales ideas que destaca en su análisis:

“Los análisis de la actualidad no terminan de captar la gravedad de la situación porque miran al corto plazo. Para comprender lo que está ocurriendo en la política global es preciso volver la vista a la historia desde el fin de la Guerra Fría. El 10 de noviembre (fecha señalada para elecciones generales en nuestros calendarios) se cumplen treinta años de la caída del muro de Berlín en 1989. En este corto espacio de tiempo hemos vivido cuatro etapas bien diferenciadas. Las tres primeras persiguieron objetivos colectivos, mientras que la etapa actual se caracteriza por la fragmentación”.

“Desde 2016 hasta la actualidad. Etapa de disgregación. La salida de la crisis acentuó la desigualdad dentro de casi todos los países. Los ciudadanos han comenzado a recelar de la globalización y las democracias se han vuelto miopes y egoístas. El referéndum sobre el Brexit en junio de 2016 y la elección de Donald Trump como presidente de Estados Unidos en noviembre de ese año marcaron el inicio de esta etapa caracterizada por la disolución del consenso sobre grandes cuestiones globales. Surgen los particularismos, como el nacionalismo y el populismo, y las dudas sobre principios como el libre comercio. No es posible identificar objetivos globales compartidos”.

“El resultado del referéndum sobre el Brexit en junio de 2016 y la elección del presidente Trump en noviembre de ese año marcan el comienzo de la etapa actual, en la que diversos sectores de la gobernanza global se encuentran en una situación de olvido. Al mirar con la suficiente perspectiva, los fenómenos actuales pueden interpretarse como el ocaso de las esperanzas que se abrieron al fin de la Guerra Fría. El problema de la etapa actual es que no hay objetivos compartidos, y se observa una disgregación preocupante incluso entre aliados. En otras palabras, nadie sabe exactamente adónde hay que ir a partir de aquí”.

“Los riesgos de la etapa actual de disgregación se acentúan porque las potencias democráticas, garantes del orden internacional desde 1990, no terminan de identificar nuevos objetivos que conduzcan hacia un mundo más racional y humano. La salida de la crisis, que ocupó a estos países en la etapa anterior, ha producido sociedades más desiguales, que no están predispuestas a hacer frente a los problemas del exterior”.

“La dificultad hacia el futuro es que esas normas de convivencia deben plasmarse en una gobernanza global más eficaz y en instituciones internacionales más fuertes, incluyendo no solo al G7 sino también a los actores del G20 y las organizaciones internacionales. Esta tarea es hoy, especialmente, ardua porque aquellos principios de los 90 deben completarse hoy con una visión novedosa de la economía y del modo de vida consumista debido al impacto catastrófico sobre el clima y el medio ambiente. Una tarea heroica para la que, por el momento, no hay héroes”.

Puedes encontrar el análisis completo en el siguiente link:  Estamos en zona de peligro 

 

 

Related News

Asia lidera el comercio libre

LA “NO GUERRA COMERCIAL” ENTRE WALL STREET Y CHINA

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *