Skip to main content

La compra de gas en el centro del tablero EU- Rusia- USA

En medio de la transición energética de Europa, con la caída de la producción de gas natural europeo y el fin del uso del carbón, puede crecer la necesidad de importar gas natural a medio y corto plazo, una demanda que podría ser cubierta por el gasoducto Nord Stream 2. Y, sin duda es una cuestión geoestratégica, ya que este gas procede de Rusia, a lo que se opone EEUU, que busca vender a Europa el gas natural licuado de sus yacimientos de esquisto.

 

Berlín opina que la mejor estrategia para el Nord Stream 2 es presentar a Estados Unidos un trato cerrado en forma de proyecto terminado, escribe la agencia Reuters citando a unos diplomáticos y funcionarios europeos.

“Berlín está tratando de ganar tiempo y asegurarse de que la construcción esté terminada, porque piensan que una vez que el gasoducto esté en marcha, las cosas se verán de manera diferente (para Estados Unidos)”, cita el medio a un alto diplomático de la UE.

El gasoducto ya está construido en un 95% y podría estar terminado en septiembre, lo que “deja a la Administración Biden poco tiempo para idear más medidas para frustrarlo”, agrega la agencia.

Según la publicación, Alemania apuesta a que la Administración estadounidense adopte un enfoque pragmático en el proyecto Nord Stream 2.

Aunque Washington ha dicho públicamente que seguirá trabajando contra Nord Stream 2, los funcionarios alemanes y los diplomáticos de la UE creen que hay espacio para negociar.

“Berlín cree que Washington está dispuesto a hablar sobre esto y encontrar una solución”, dijo otro diplomático de la UE, citado por la agencia.

Aunque Biden se opone al proyecto, también está intentando reparar las relaciones con Europa, observa el medio.

Buque Akademik Cherskiy se unirá a construcción de Nord Stream 2 en Dinamarca este mes

MOSCÚ (Sputnik) — El buque ruso de colocación de tuberías Akademik Cherskiy se unirá a la construcción del Nord Stream 2 en Dinamarca a finales de marzo, afirmó a Sputnik un representante de la Agencia de Energía de Dinamarca (DEA).

“Se planea que la colocación de tuberías se reanude a finales de marzo y dure hasta finales del tercer trimestre”, dijo la fuente respondiendo a la pregunta sobre el calendario de construcción del primer hilo del gasoducto.

El proyecto Nord Stream 2 tiene por objetivo la puesta en marcha de un gasoducto que transportaría hasta 55.000 millones de metros cúbicos de gas natural por año desde Rusia a Alemania, pasando por las aguas territoriales o las zonas económicas exclusivas de Dinamarca, Finlandia, Alemania, Rusia y Suecia.

Se oponen al nuevo gasoducto, cuya construcción está a punto de finalizar, EEUU, que busca vender a Europa el gas natural licuado de sus yacimientos de esquisto, y varios países europeos como Polonia, Letonia y Lituania.

Alemania apuesta por el gasoducto Nord Stream 2 para cubrir la demanda de gas en Europa

BERLÍN (Sputnik) — El Gobierno alemán considera que el gasoducto en construcción Nord Stream 2 puede ayudar a satisfacer la creciente demanda de gas en Europa, aseguró el Ejecutivo al responder a una interpelación del Partido Democrático Libre (FDP).

“En medio de la caída de la producción de gas natural en Europa y el fin del uso del carbón, puede crecer la necesidad de importar gas natural a medio y corto plazo, una demanda que, según el Gobierno, podría ser cubierta por el gasoducto Nord Stream 2”, indicó el documento al que Sputnik tuvo acceso.

La tubería, señala el escrito, conectará los yacimientos de gas de la península de Yamal, en Rusia, con Europa.

El gasoducto que construyen los países europeos para elevar su seguridad energética ha estado en la mira de Estados Unidos desde el comienzo de su construcción en 2018 en el mar Báltico. La infraestructura aumentará la oferta del gas ruso en 55.000 millones de metros cúbicos anuales, algo que va en contra de los planes de los norteamericanos que buscan compradores para el gas natural licuado (GNL) de sus yacimientos de esquisto.

La Administración del anterior presidente estadounidense Donald Trump aprobó varios paquetes de sanciones para impedir el proyecto afectando a empresas de Alemania, Austria, Francia, Países Bajos y Rusia.

El actual mandatario estadounidense Joe Biden, de hecho, ha seguido la política de Trump y el 23 de febrero avaló más sanciones contra la infraestructura para obstaculizar su finalización.

El Gobierno de Angela Merkel, en su respuesta a la interpelación parlamentaria, confirmó que mantuvo negociaciones con altos cargos estadounidenses sobre las sanciones y las amenazas al gasoducto, aunque se negó a informar de los detalles alegando que son confidenciales.

Aseguró también que contactó con sus socios de la Unión Europea para abordar las restricciones extraterritoriales de Washington.

El tendido submarino del gasoducto se reanudó el 11 de diciembre de 2020 tras estar paralizado un año debido a las amenazas de la Casa Blanca a la empresa suiza Allseas. De los 1.230 kilómetros de la tubería falta construir menos de 160 kilómetros.

Alemania planea abrir oficinas en Moscú y Riad para promover la energía de hidrógeno

BERLÍN (Sputnik) — Alemania tiene la intención de abrir unas “oficinas de hidrógeno” en Moscú y Riad que se encargarán de promover el uso de la energía de ese combustible verde, informó el ministro de Exteriores alemán, Heiko Maas.

“Debemos apoyar a los actuales productores de combustibles fósiles si queremos evitar tendencias destructivas en la política mundial (…) por lo tanto, estamos trabajando para abrir unas oficinas de hidrógeno en Moscú y Riad, entre otras cosas”, dijo Maas al intervenir en el foro Berlin Energy Transition Dialogue.

Según el jefe de la diplomacia alemana, “junto con las fuentes de energía renovables, el hidrógeno ofrece una salida a la catástrofe climática global”, provocada por el uso de los combustibles fósiles.

“Si el petróleo era el oro negro, el hidrógeno es el oro invisible del futuro”, enfatizó.

En este contexto, Maas anunció los planes de Berlín para construir una “política internacional de hidrógeno” e invertir en los próximos años 2.000 millones de euros en el mercado de combustible de hidrógeno.

Importación de recursos energéticos

Asimismo, Alemania planea importar un volumen significativo de recursos energéticos, incluido hidrógeno, afirmó el ministro alemán de Economía y Energía, Peter Altmaier, durante la firma de memorando sobre intenciones en esfera de colaboración energética entre Alemania y Canadá.

“Ampliamos activamente nuestros recursos en Alemania para producir hidrógeno “verde”; pero en el futuro también vamos a compensar nuestras grandes necesidades energéticas a través de importaciones; también vamos a importar hidrógeno a Alemania”, dijo Altmaier.

Añadió que Alemania tiene que aumentar el número de suministradores de gas.

“Volúmenes importantes llegan de Rusia, pero también de Noruega, Países Bajos y el Reino Unido”, dijo el ministro al añadir que los dos últimos países planean reducir las extracciones de gas natural.

En este sentido, subrayó Altmaier, “Alemania debe aumentar los volúmenes de suministros de algún otro lugar”. Precisó que se examinan en particular los suministros desde el Oriente Medio y EEUU.

Fuente: elespiadigital.com

Related News

Los países OPEP se planteen una nueva bajada en las extracciones de crudo para equilibrar el mercado

Año Nuevo Chino, ¿traerá novedades?